Plantas para prevenir o tratar el cáncer

La función principal de la fitoterapia y homeopatía en el tratamiento del cáncer de mama supone la utilización de una serie de plantas cuya función sería la siguiente

Aumentar la inmunidad, es decir la capacidad del propio organismo para luchar contra las células cancerosas y a su vez eliminar los mecanismos de evasión del tumor.

Disminuir el tamaño del tumor inhibiendo la entrada de nutrientes al mismo y sus mecanismos intracelulares para que el tumor no pueda crecer.

Reducir lo máximo posible los síntomas que esta enfermedad produce, especialmente en lo que se refiere al tratamiento del dolor.

Contrarrestar los efectos secundarios que los tratamientos convencionales puedan originar. Por ejemplo, son bien conocidos los efectos secundarios que la quimioterapia puede producir, como las náuseas, el cansancio, los vómitos e incluso las infecciones.

Entre las principales plantas para la prevención o tratamiento del cáncer de mama, tenemos las siguientes:

■ Cúrcuma (Cúrcuma longa) – Estudios recientes sobre la suplementación con cúrcuma han demostrado que los curcuminoides tienen un efecto protector frente al cáncer de la piel, del duodeno, de mama y de colon.

■ Guanábana (Annona muricata) – Las hojas y aunque en menor proporción, los frutos de la guanábana, poseen más de 50 acetogeninas
distintas, unos componentes con propiedades contra diferentes tipos de cáncer: de la piel, páncreas, próstata y mama.

■ Vegetales cruciferos (brócoli, repollo, coles de Bruselas, coliflor y col rizada) – Estas plantas producen compuestos naturales llamados indole-3-carbinol (I3C) y diindolilmetano (DIM) en el cuerpo durante el proceso de digestión. Estudios han demostrado que el I3C y DIM pueden prevenir o retardar el crecimiento de las células tumorales, incluyendo las del cáncer de mama. También pueden ser capaces de matar estas células, impidiendo la metástasis y actuando como una terapia contra el estrógeno en los tumores sensibles a las hormonas.

■ Té verde (Camellia sinensis) – El extracto de té verde previene la aparición de cánceres, entre ellos el de mama.

■ Hongos medicinales (Maitake, Shiitake, Reishi, Coriolus, Cordyceps, Agarícus) – Los hongos han sido utilizados desde tiempos ancestrales en la medicina oriental; en China la evidencia va hacia atrás más de 4,000 años. Los países orientales han integrado el uso de hongos medicinales en el tratamiento de diferentes tipos de cáncer incluyendo cáncer de mama.

Para más información consulte con un naturópata o un especialista en salud natural.

Salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 10 6 ?